26 de diciembre de 2013

Retórica poética del movimiento Víscera (II)

En vocativa sangre al aire dibuja Víscera, pero también con él de tinta. Dibujar con el aire, crear sórdida y tenebrosa atmósfera, avanzar hacia el futuro, volviendo del pasado, dando luna a Poe y muerte, sin eludir la obligación del hecho, al paso de nuestro tiempo. Tan importante es la búsqueda del espacio vacío, como la analítica de su atmósfera. Sea pues vacío y atmósfera, culto del movimiento.

Víscera cultiva la cultura del asco y el ruido (lo vulgar, lo intrascendente, lo grosero), único motivo español del español. Dícelo Ortega en su clásico y productivo El hombre mediterráneo, escríbelo todo el 98, y, más aún, todo, lo dicho y escrito, es cortesía. Víscera no desestima para ello el uso de la narración de episodios sugestivos nacidos de estados oníricos, hipnagógicos e inconscientes, donde nace lo surrealista.

Mas no se podrá tachar esta retórica de costumbrista, pues es poética de lo visceral, la riqueza de lo español, en especial, en cuanto a primera víscera se refiere y seguida sangre reza: la víscera, ese cadáver nuestro.

Si lo desea, puede leer el manifiesto completo aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Licencia de Creative Commons
CirNE by Borja Quintana Fernandez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos mas alla de los concedidos con esta licencia en cirne2once@gmail.com